Este es el único comentario critico que me atreveré a hacer sobre la realidad de Venezuela en los eventos posteriores a las elecciones que surgieron a raíz de la muerte del Presidente Chavez.  No porque no me importe, sino porque con temor de Dios creo tener claro donde esta el problema.

Hay un programa de TV que me gusta mucho.  Lo transmiten en la cadena CBS es un reality-show llamado “UNDERCOVER BOSS”.  Básicamente y en resumidas palabras se trata de que el dueño de un negocio o alguien con poder de decisión dentro de una empresa (normalmente cadenas muy conocidas a nivel nacional) se disfraza y trabaja en las posiciones mas bajas de la organización para conocer desde “la raíz” sus problemas y generarse un criterio objetivo de como solucionarlo.

Estas semanas anduve “UNDERCOVER” en mi Facebook, en mi Twitter, en Whatsapp mirando y leyendo todo lo que publicaban y opinaban mis amigos y conocidos.  No para arrogantemente analizarlos pensando… este esta equivocado!!!

La política ha desatado pasiones a lo largo de toda la historia de la humanidad.  Por que Venezuela podría escapar de esta realidad?

Tengo buenos amigos que se oponen a ultranza al gobierno de Venezuela, otros tantos que simpatizan mucho con el.  He visto a algunos llamar “Imbéciles” a otros, a otro grupo defenderse con calificativos de “Burros” para abajo.  No comparto ninguna de las dos visiones…  No se cuando desapareció, pero extraño la época en que todos eramos Venezolanos “sin apellido”.  Ahora somos Venezolanos Chavistas o Venezolanos Opositores.  No me duele tanto que hagan trampa, ni me duele tanto que persigan inocentes o les disparen con perdigones como me duele que ya a algunos que se consideraban “AMIGOS” se retiraron el habla y se consideren “ENEMIGOS DECLARADOS” en nombre de la política   En los tiempos de mayor estupor pude ver como “cristianos” tal vez movidos por el desespero, el desanimo o la insatisfacción daban crédito a disfraces de profetas haciéndose eco de lo que pasaría en una o dos semanas. QUE MAL, QUE MAL, QUE MAL…

No hago un análisis político, no estoy justificando a ninguna de las dos corrientes.  No estoy fijando posición política sino espiritual.

Queremos a Dios en nuestras vidas pero no dejamos que tenga voz y voto en las decisiones importantes.  Queremos las bendiciones de Dios pero no queremos a Dios.  Queremos los derechos de “hijos” pero cubrimos con un paño los deberes.  Se critica y descalifica a la iglesia cuando opina y se le acoge para envalentonar mi pensamiento critico.  La biblia nos da un mensaje bien fuerte, no hay mayores posibilidades de interpretación a 2da. Crónicas 7:14.  Ciertamente es una promesa, pero es una promesa CONDICIONADA.  En tanto no nos hagamos humildes delante de Dios y renunciemos a nuestros criterios personalistas no va haber perdón ni restauración. Punto.

Creo humildemente, que el problema no es el Sr. Maduro, creo humildemente que el problema no es el Sr. Capriles.  Creo humildemente que el problema es nuestro pueblo (incluyéndolos a ambos) que no desea volver su rostro a Dios.  El día que dejemos de soñar con que el presidente reciba en sus manos un papelito que yo le escriba contándole que mi casa no tiene techo y necesito que me regale unas laminas de Zinc, el día que dejemos de soñar con como sera el país de prospero cuando sea gobernado por una ideología diferente a la de turno porque fulano o sultano si quieren el progreso de la nación y me voy a poner “en la buena cuando gobierne tal o cual” y sustituyamos esos sueños por el día en que todos los servidores públicos reconozcan a Jesús como Señor y sean incapaces de ser negligentes o corruptos por convicción de que su jefe es el Dios de la nación… ENTONCES ESE DÍA HABRÁ PROSPERIDAD, PAZ Y PROGRESO EN MI PAÍS.

No es formula mágica .. nadie puede decirme que es una utopía y aunque lo fuera, si se le han dando a lo largo de los siglos tanta cabida a pensamientos utópicos al frente de los pueblos de la tierra; por que no intentar darle oportunidad a Dios?

Por que no venir a Sus pies y decirle: me quito mis atavíos en Tu presencia y reconozco que hemos sido pueblo de dura cerviz (ÉXODO 33:5).  Crecí escuchando: “los ricos seguirán siendo ricos, los pobres, pobres, los políticos corruptos y el pueblo sumiso”.  Si no hay un cambio en la percepción espiritual de una nación creo que partiré de esta tierra cuando Dios me llame y el dicho seguirá vigente.  Mi oración no ha sido hasta el día de hoy… “Señor, ratifica a Maduro!” ni tampoco… “Señor, rectifica por Capriles!”.  Mi oración constante ha sido: “Jesús revelanos que Tu eres el camino”.  Entonces no harán falta misiones, ni anuncios de aumentos de sueldo, ni planes contra la violencia porque Tu, Jesús seras nuestra PROTECCIÓN, nuestro PROGRESO y nuestra SEGURIDAD.

Hermanos piensan que el camino es el socialismo… los respeto.  Hermanos piensan que el camino es una democracia social… los respeto.  Yo pienso que el camino es el reconocimiento de Dios como Señor de nuestra nación.  Habrá quien lo comparta y habrá quien lo rechace.  Creo, sin embargo, en el genuino y sagrado derecho que tienen todos los venezolanos de batallar por lo que creen que es justo.  Nadie me entienda como un “dreamer” (soñador) de los que inspiraron a John Lennon cuando escribió “Imagine”.

ante-la-cruz

Con todo, creo que esa reconciliación llegara; y se, que los unos que llamaron “imbéciles” a los otros y los otros que llamaron “burros” a los unos, se reencontraran jugando domino, yendo juntos a un Caracas-Magallanes, compartiendo como familias un 24 o 31 en casa del vecino.  Ese día olvidaremos las suplicas de algunos para que eliminaran su amistad de Facebook a opositores o del gobierno.  El secreto para que esta reconciliación sea posible esta en no cerrar las puertas al otro.

Ahora que mencione a John Lennon, recuerdo una canción que estuvo por 11 semanas en el primer lugar del Billboard cuando ni siquiera yo había nacido en 1967.  En mi opinión personal una muestra de respeto es reconocer que Lennon y McCartney consideraron en su momento que: “All you need is love” (Todo lo que necesitas es amor), yo por mi parte creo con respecto a esta situacion que “All we need is God” (Todo lo que necesitamos es a Dios).  Ese día diremos todos cantando “DICHOSA ES LA NACIÓN CUYO DIOS ES EL SEÑOR”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s