Un apodo quizás…?

A medida que va pasando el tiempo, me parece que uno va conociéndose, descubriendo cosas de uno mismo, como quien conoce a un amigo.  Mañana cumpliré 36 años de vida (si Dios no dispone otra cosa) y me descubro muchas veces entablando una conversación con esa persona que vive dentro de mi.  Lo que mas suelo decirle es: por que?.  Por que respondes así?, Por que piensas así?, Por que reaccionas así?, Por que eres así?.  Ese que vive dentro de mi es mucho mas malcriado que yo (Santa Madre de Dios, que no es poca cosa eso); voluntarioso y reaccionario.  De vez en cuando consigue licencia y se manifiesta exteriormente… En el 80% de las veces, siempre debo terminar pidiendo disculpas por el.   En un dialogo que sostenía hace un par de tardes con ese que vive dentro me ha dejado ver que tengo un habito muy peculiar.  A todos los que amo, esas personas que están bien cerquita de mi corazón… les pongo un sobrenombre.  No es ofensivo, no es malintencionado… surge de mi corazón sin pretenderlo por cariño.

A muchas de esas personas no suelo hablarles, llamándolas por ese apodo.  Pero en mi corazón los identifico con ese sobrenombre.  Evitare un ejercicio peligroso de colocar algunos… pues si me atreviera, no estarían todos los que serian ni serian todos los que estuvieran.  Así impido que alguien por matemática simple no viera o se identificara con el suyo (si es que lo conoce), piense que si no aparece es porque no esta cerca de mi corazón.

Esta realidad me hizo pensar en Dios.  Procuro siempre tenerlo en mi corazón pero tendría el sobrenombre también? Por cariño le podría uno.  Tengo muchos días pensado en respuestas obvias: “Por supuesto: Señor” pero no me quise conformar solo con eso.  Seria como los que para no complicarse en gastos deciden decirle a la esposa “Mi amor” (lo cual esta bien, pero se que eso es la punta del iceberg de un montón de sentimientos que personifican a su compañera de vida).

Como le digo a Dios? Como me conecto con El?.  No cuando alguien me escucha, sino cuando nadie me ve.  Si fuera: “Salvador” haría honor a su rescate; Si fuera: “Padre” honraría su adopción; con “Restaurador” reconoceria los cambios que ha obrado en mi.

Como?

Los apodos suelen ser cortos, claves, en unas 5-6 letras encapsular el cariño que se siente por la persona (ya aclare que aunque existen irrespetuosos y malintencionados… mis apodos son por cariño y admiración).  Pero Dios es tan grande, tan grande que una sola palabra parecería irrespetuosa.  El prefacio de la misa usa uno que pudiera colocar en mi “TOP 3” de apodos favoritos: “En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno“.  Son 6 cualidades… cada una mas dificil de explicar con palabras que la anterior o la siguiente.

  • Señor
  • Padre
  • Santo
  • Dios
  • Todopoderoso
  • Eterno

La segunda de mis favoritas están en medio de una canción de Casting Crowns.  Se llama “You are the only One”.  Dice: “You are the only One, You alone are Father, Savior, Spirit, Healer, Redeemer, Lord of all, You are the only One” que traduce: Tu eres el único, solo Tu eres Padre, Salvador, Espíritu, Sanador, Redentor, Senor de todo, Tu eres el unico. Cinco cualidades mas…

  • Único
  • Salvador
  • Espíritu
  • Sanador
  • Redentor

La amistad es una calle de dos vías.  Para que sea verdadera, la amistad DEBE ser reciproca.  En el evangelio de Juan, capitulo 15, versículo 14 se lee: “Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando”.  Con ese versículo completo mi “TOP 3”.  La siguiente palabra clave sería esa:

  • Amigo

Que sumado a las anteriores once me dan doce sobrenombres/apodos.  Pero por mucho que quiera no puedo orar de este modo:

En esta noche, vengo a ti, “Único-Sanador-Amigo-Eterno-Dios-Redentor-Todopoderoso-Santo-Salvador-Espíritu-Padre-Señor” para interceder por tal situación.  Tu sabes “Único-Sanador-Amigo-Eterno-Dios-Redentor-Todopoderoso-Santo-Salvador-Espíritu-Padre-Señor” que confío en Tu voluntad que es buena y santa para mi y te agradezco por tu misericordia y tu favor.  Solo tu eres “Único-Sanador-Amigo-Eterno-Dios-Redentor-Todopoderoso-Santo-Salvador-Espíritu-Padre-Señor”.  Amen.

Seria mas el tiempo que tardo en recordar el orden de los sobrenombres que mi oración.  Y El nos enseno que no ha llegado aun la palabra a nuestra boca, cuando el conoce lo que necesitamos (Salmo 139:4).  Ya tengo claro sus sobrenombres.  Ahora no puedo cumplir la condición del sobrenombre corto de unas cinco letras. O si?

El sábado pasado me paso algo bien chistoso con un buen amigo.  Es lector en mi parroquia y yo curiosamente en tres años y medio, nunca lo había visto leer.  Existe una persona que físicamente es muy parecida a el (pero extremadamente parecida, creo que si se presentaran como gemelos nadie se atrevería a dudarlo). Este sábado le toco leer y yo estaba algo retirado del ambon.  De inmediato, relacione al lector con el “otro gemelo” de mi amigo.  Tanto que le dije a Yessica… que bárbaro! hasta tienen la voz igualita.  Yessica que prestaba atención a la lectura no me hizo mucho caso hasta que yo mismo me dije al escucharlo: Esperate, es que es EL. Y me goce en escucharlo proclamar la Palabra.

Dios, que saca una enseñanza para mi de todo cuanto pasa, me susurro al oído: Recuerdas esto Juan, “las ovejas oyen su voz. Llama por nombre a las ovejas y las saca del redil. Cuando ya ha sacado a todas las que son suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque reconocen su voz” (Juan 10:3-4)

Me di cuenta que aunque no lo pueda reconocer al primer momento por distracción, por prejuicio o porque no lo puedo ver, yo conozco Su Voz (como me paso con este buen amigo de la iglesia).  Que me llama “amigo”.  Le sigo porque reconozco Su dulce voz. Esa noche Yessica y yo cenamos con el y su esposa (como hacemos muy a menudo).  La pasamos de lo mejor, conversando y riendo…

Eso mismo hace El, cuando reconocemos Su voz.  Nos lleva a “cenar con El” (aunque creo que técnicamente se ajustaría mas a la verdad decir “cenar DE El”).  Después de ese sábado lo supe, todos esos sobrenombres si caben en cinco letras que son un titulo.  El Nombre sobre todo nombre.

       JESÚS

Haria falta decir mas…?

Yo tampoco lo creo!

Advertisements

One thought on “Un apodo quizás…?

  1. Hermoso relato que llega a mis ojos a través de la mano sabia e inquita de nuestro amado Padre Roberto Sipols. Gracias! a través de la lectura me he encontrado a mi haciendo tantas veces este reconocimiento, por lo que comparto y apludo la elección de tal apodo “JESÚS”, ese es SU nombre, ese es ÉL!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s