Dia 6: Sangre

Amaneció como cualquier otro día… pero la historia del mundo no sería igual ni para el ni para nadie después de hoy…

Simón se despertó bien de mañana… antes de que su iphone activara la alarma.  Sabía que le esperaba un dia ocupado de negocios en un viaje relámpago a la capital.  Los niños ni siquiera pensaban en despertarse cuando ya había comenzado a calentar el auto y esperaba ansioso una taza de café que su esposa preparaba en la cafetera automática.  Pensó encender el TV mientras esperaba pero sabia que las noticias lo distraerían y quería salir temprano para regresar a casa antes del anochecer.  Repaso en cambio, el itinerario en su cabeza ordenando geográficamente las diligencias para rendir mejor el tiempo.

Café en una taza desechable, besó a la esposa y la vio permanecer en la puerta mientras retrocedía para salir del garage.  El viaje fue sin contratiempos.  Llego a la capital en excelente tiempo.  Su costumbre era, estacionar en las afueras y caminar hasta el centro de la ciudad (siempre el trafico allí lo hacia demorar más…).  Activó la alarma del auto.  Se puso la chaqueta y tomo el maletín.  Rumbo al centro de la ciudad.  Se reuniría a discutir sobre un crédito para incrementar la producción de su hacienda.  Era ganadero y agricultor.  No tan grande para que otro trabajara por el ni tan pequeño que no fuese considerado buen cliente en los bancos.

A medida que se acercaba mas a la sucursal del banco era más difícil caminar.  El gentío se aglomeraba por las calles principales.  Se contrarió y pensó: Fantástico, alguna manifestación! esto me demorará para llegar a tiempo a mi segunda cita.  Conocía bien la ciudad y opto por las calles alternas pero fue inútil.  La gente estaba por todos lados a punto de darse las doce del mediodía.  Haciéndose paso entre empujones logró alcanzar la calle principal.  Un policía de cara roja, tostada por el sol le dijo: Ayuda a este miserable.  Y apuntó con el dedo a un hombre QUE CARGABA UNA CRUZ.

Había visto de todo en la gran ciudad… la capital era como una jungla.  Estaba preparado para cualquier espectáculo escandaloso.  Pero una crucifixión destruyó los limites de lo imaginable.  Jerusalem siempre fue una caja de sorpresas.  Era un hombre respetuoso de la autoridad.  Pero esto trastornaba todos sus planes.  Quiso rehusarse pero vio la cara del infeliz y no tuvo corazón.  Pensó quitarse la chaqueta o soltar el maletín pero con quien los dejaba?.  Este pobre hombre había sufrido una paliza.  Estaba ensangrentado de los pies a la cabeza.  Mi traje se estropeará -pensó.

La multitud hervía entre gritos de rechazo y lamentos llenos de lagrimas.  Simón no sabía que pensar pero estaba seguro en su corazón que hacia lo correcto.  El infeliz gemía y sudaba.  Cayó varias veces camino al lugar de ejecución y Simón tiernamente lo ayudo.  Nerviosamente, bajaba la miraba cada vez que el infeliz le quería ver.  Quería ayudarlo pero no deseaba involucrarse sentimentalmente con su causa.  En uno de las caídas se dio cuenta que sus manos y cerca de su cuello se habían manchado de Sangre.  LA SANGRE DE JESÚS.  Cuando fue consciente, el mismo buscó desesperadamente los ojos del Hombre y se miraron.  No se dijeron nada pero Simón oriundo de Cirene nunca mas volvió a ser igual.

El toque de aquella Sangre lo había cambiado… regreso a casa con el corazón mal herido.  No lo conoció hasta hoy pero estaba convencido que un inocente había muerto y en su camino a la muerte le había regalado 3 segundos de una mirada que hubiera querido durara toda la vida.  Manchas de Sangre. LA SANGRE ya seca en sus manos y en su cuello daban cuenta de un nuevo Simón.  Uno que sabia que la causa de ese condenado a muerte no había terminado en el “lugar de la calavera” todo lo contrario… APENAS COMENZABA.

Desde ese momento… no involucrarse fue imposible.

PD: Aún hoy esa Sangre sigue transformando vidas.  Simón estaba en lo cierto, apenas comenzaba la causa de Jesucristo y su Ofrenda Suprema.  Dejémonos manchar por ella.  Esa es mi oración de hoy.

Bloody-Cross-600x450

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s