Imposible no ganar…

Si alguien nos ofreciera un regalo “Demasiado bueno para ser verdad” cual es la primera reacción que nos viene a la mente… No sé la de los demás, pero la mía casi nunca es un alegre “gracias”. Por multiples razones que sería muy largo tratar de desentrañar (el marketing, el costo de la vida, las heridas del pasado) dimos por sentado que NADA ES GRATIS EN LA VIDA.

Mientras llenaba el formulario para aplicar por la loteria de visas de Estados Unidos de America del 2016 meditaba en esto. He conocido gente maravillosa viviendo aqui… Escucho historia increiblemente inspiradoras de lucha y sacrificios que tanta gente que hoy llamo “amigos” han tenido que hacer para perseguir el sueño americano. He leido de gente que asegura con argumentos aparentemente sólidos que tal cosa no existe… Pienso que no han conocido o conversado a alguien que haya sido favorecido con ese programa.

Promulgado por el Congreso de los Estados Unidos el Programa de Visados de Diversificación de Inmigrantes es administrado cada año por el Departamento de Estado. Se da la oportunidad a una categoría de inmigrantes conocidos como “inmigrantes de diversidad”, con visados que son accesibles a nacionales de países con escasa afluencia migratoria hacia USA. Para el 2016, 50,000 visas estarán disponibles. No existe ningún costo para registrarse. Los solicitantes de los visados de diversificación son seleccionados al azar por sorteo computarizado. La traducción de todo esto es en lenguaje sencillo… Se le da residencia a quien cumpla ciertos requisitos sin mayor tramite que la aplicación y una entrevista… Punto!!! ¿Habrá para una persona que aplica y sale favorecida momento mas emocionante que el dia que recibe su tarjeta de residencia permanente…? Es correcto, yo tampoco lo creo!!!

Mientras escribo esta entrada me encuentro en Starbucks, esperando a mi amigo Oscar para nuestras sabrosas tertulias de los sabados a las 7:00 am. Al igual que nosotros dos, para un trio de amigos tambien es costumbre reunirse aqui, son americanos y hablan a un volumen de voz bastante incómodo… Debo decir: NUNCA los he escuchado hablar de algo positivo o edificante. N U N C A ! Sus conversaciones pendulan entre las elecciones legislativas de Noviembre y la falta de probidad de este o aquel candidato, los nuevos impuestos, el aumento de los peajes, la burocracia, etc. En otras palabras, este trio jamás seria invitado a la ONU a defender el sistema que rige a esta nación. Cito a mi buen amigo el P. Jorge (quien seguramente me lee desde el cielo): “Para quien se encuentra en un cuarto oscuro sin querer ver la luz, cuando enciendes el bombillo, cierran los ojos”.

Que gran contraste… Ambos grupos viven en la misma nación, para unos -a quienes el pasaporte azul no les costo absolutamente nada-, nunca será la nación lo suficientemente buena. Para los favorecidos por un ley de la misma tierra dificilmente desperdiciaran una oportunidad para mostrar otra cosa que agradecimiento por la nación que los acoge como si fuera la de ellos. Para unos, nunca lo bueno es suficiente; para otros, aún en necesidad, siempre habrá un motivo para dar gracias.

Precisamente aqui se usa mucho una frase “take things for granted” (algo así como: dar las cosas por sentado)… Se usa mucho para referirse a ganarse la vida en base al esfuerzo y al trabajo a tiempo y destiempo (2da Timoteo 4:2) y ciertamente así es… Casi 4 años después de haber llegado a este país puedo decir que casi nada nos lo han regalado aqui… Lo mucho o lo poco que como familia, Yessica y yo hemos alcanzado ha sido a base de esfuerzo de ambos (porque sin la descomunal ayuda y el irrestricto apoyo de mi esposa nada de esto sería posible). Sin embargo, ¿Cómo escondo que han habido noches de lagrimas secretas que sólo Dios ha enjugado, momentos de miedo, de preguntarme si todo este esfuerzo vale la pena, si la temporalidad se convertirá algún día en permanencia, de la necesidad del abrazo de los familiares que se encuentra a 1526 millas de distancia? Creo que todo forma parte de un proceso complejo que es y seguira siendo un misterio para el hombre, se llama VIVIR.

Habiendo dicho esto, teniendo claras estas realidades medito sobre la vida espiritual. ¿Qué cosas puedo “take for granted” a pesar de que el mundo me enseña que nada que valga la pena puede ser gratis? EL PERDÓN (así en mayusculas), no lo puedo ganar… Ni siquiera teniendo el flujo de caja de APPLE lo podría comprar; LA GRACIA (con el articulo determinado delante que le da condición de “única”), si me hubiera atrevido a pensar o soñar (Efesios 3:20) en grande, mi mas grande resultado hubiera sido como un Ipod Nano comparado con los mas de 450.000 servidores de GOOGLE.

IMG_0585.JPG Y definitivamente ambas cosas las puedo dar por sentado. No porque no cuesten nada sino todo lo contrario, porque el valor del sacrificio hecho para ganarlos (o mas bien para que se nos fueran concedidos) no es cuantificable. ¿Quién sabe cuanto cuesta una sola gota de LA SANGRE del Cordero que expió nuestras culpas?

Si se pudiera ganar el perdón o la gracia o la salvación… Seríamos como esos americanos de nacimiento para quienes USA y su sistema nunca serán lo suficientemente buenos… Le pido a Dios la gracia de ser como los que se ganan la loteria de visas. No merecían el derecho de ser residentes… pero gratis lo recibieron. Su único requisito fue aplicar. En nuestro caso, todo lo que tenemos que hacer es pedirle que venga a nuestro corazón. Así de gratis, con 100% de satisfacción al cliente… Eso, y sus promesas de vida las podemos tomar “for granted” (Salmo 40:11).

Y mientras se completa el proceso de VIVIR me atravieso con gente que me inspira, que ha recibido ese regalo de la salvación a quienes le sale natural tratar de devolver a sus semejantes un poquitin de lo mucho que han recibido de El: oir a personas que detienen su vida para cuidar con dedicación a una abuela con Alzheimer bajo el sencillo pero poderoso pretexto del amor. Padres de familia que duermen dos o tres horas por dia para cumplirle a tres trabajos que provean una vida digna a su familia. Mamas que renuncian a una vida mas holgada por el sacrificio de graduar a su par de adolescentes de la universidad… Me doy cuenta que aún quedan cosas valiosas que son gratis (porque los sacrificios cuando son movidos por el Amor se vuelven NO NEGOCIABLES, es decir, no cambian por la respuesta de quien lo recibe).

Jesús en la cruz sabía de mis infidelidades. Antes de que yo existiera, ya conocía las veces que mi mirada se desviaría de contemplarlo para ir en pos de “golosinas” que me entretendrían y por la fe, se que ni un micro-segundo dudo en aceptar el castigo de mis transgresiones (Isaias 53:5) lo que a El le costó todo, a mi (a nosotros) me (nos) lo ofrece GRATIS. Aunque nunca saliera beneficiado de la loteria de visas, mi pequeño esfuerzo bien valdría la pena si la comparo con el tamaño del premio. Cada vez que vuelvo a Jesús después de fallarle o de entretenerme en cosas vanas es como si existiera solo un participante y un solo premio, al salir el sorteo solo un nombre se puede escuchar: el mio (y el tuyo, en tu caso). Aunque el Amor de Dios no es un juego me permito la comparación para explicar que es imposible no ganar…

IMG_0586.JPG

Advertisements

One thought on “Imposible no ganar…

  1. Estuve buscando información sobre la loteria de visas americanas, y de alguna manerael buscador me trajo aqui…que increible reflexión!…la gloria sea para Dios, quien puso en tu estas palabras, a fin de edificar a otros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s